Control horas trabajadores

Control de horas de trabajadores y registro del tiempo de trabajo efectivo

9 minutos
New Call-to-action

El registro horario ayuda en términos de cumplimiento y, a la vez, facilita a tu empresa que rentabilice más las horas extra y que se pueda ofrecer a los empleados flexibilidad, para una conciliación más efectiva. Para un correcto control de horas de los trabajadores conviene recurrir a un sistema que no solo registre la presencia en el puesto de trabajo, sino el tiempo de trabajo efectivo. No es lo mismo estar frente al ordenador en horario laboral, que estar dedicándose a las tareas asignadas.

¿Qué es el tiempo de trabajo efectivo?

El tiempo de trabajo efectivo son todas las horas que el trabajador se encuentra en su lugar de trabajo y a disposición de su organización para el desarrollo de su actividad.

Para entender mejor qué es el tiempo de trabajo efectivo, hay que saber lo que no es:

  • No incluye, tiempos de descanso como, el descanso para almorzar, las pausas para fumar o para tomar el café.
  • Además, tampoco están considerados como tiempo de trabajo efectivo los minutos dedicados a la entrada y salida del trabajo, los dedicados al acto de fichar, o los que se necesitan para la higiene o el cambio de vestuario.
  • Como puedes imaginar, no toda la jornada laboral es tiempo de trabajo efectivo. Y, por eso, es importante conocer cuántos minutos se dedican a actividades que no podrían contabilizarse como tal.

¿Qué sucede si no se registran las interrupciones?

Si no se registran las interrupciones, se puede presumir que el tiempo de trabajo efectivo es todo el tiempo transcurrido entre la hora de inicio y fin de la jornada de trabajo registrada. 

De hecho, no sería válido el argumento de que los trabajadores fichan fuera de su horario voluntariamente, pero que esas horas no han sido autorizadas. El motivo es que es deber del empresario revisar estos registros y dirigir a todas las personas que tiene en plantilla.

¿Qué beneficios conlleva el registro del trabajo efectivo? 

Las ventajas de contar con un sistema confiable para el control de horas de los trabajadores son muchas. El registro del trabajo efectivo refuerza la cultura de empresa al aportar transparencia a la gestión y evitar malos entendidos. El resultado es un lugar de trabajo donde se disfruta de un clima más saludable que propicia la productividad a la par que favorece la conciliación.

Entre los beneficios del registro del trabajo efectivo destacan los siguientes:

  • Reeducar a los trabajadores en el trabajo efectivo, y así evitar el presentismo.
  • Reducir el uso innecesario de horas extra, que perjudican la conciliación familiar y laboral y suponen un coste importante para la organización.
  • Garantizar una mayor flexibilidad tanto para el trabajador, como para el empresario. Se pueden utilizar las horas para el tiempo de trabajo realmente necesario (mediante distribución irregular de la jornada). 
  • Facilitar arreglos de teletrabajo.
  • Mejorar la organización y planificación a nivel de gerencia y, propiciar un reparto más equitativo de cargas de trabajo entre los empleados.

Cumplimiento y control de horas de trabajadores

La obligatoriedad del registro de la jornada laboral entró en vigor el pasado 12 de mayo de 2019, gracias a la publicación del RDL 8/2019. Desde ese momento, no realizar un control de horas de los trabajadores está penado por lal LISOS y puede conllevar diversas multas, que pueden llegar hasta los 187.000 euros.

Control de horas de los trabajadores: responsabilidad de la organización, por Ley

En relación con el cumplimiento regulatorio, habría que mencionar otra ventaja del control de horas de los trabajadores. Y es que, en la actualidad ya han aparecido algunas sanciones relacionadas como:

Inexistencia de registro horario

En caso de inexistencia de registro horario, se traslada a la empresa la carga de probar si un trabajador lo es a tiempo parcial o a jornada completa. La falta de prueba genera una presunción de que la jornada es completa.

TSJ Valladolid 24-5-19, EDJ 612298

En este caso, la inexistencia de registro fue una pieza clave para dirimir que sin registro no puede demostrarse que un trabajador  es a tiempo parcial, por lo tanto, se le presupone jornada completa. El control de horas de los trabajadores es una obligación legal de la organización. Pero, además, la correcta gestión del tiempo que permite registrar solo las horas de trabajo efectivo demuestra ser una política interna muy beneficiosa para ganar visibilidad sobre el tiempo real que los empleados dedican a su actividad. Así como, evitar horas extra y presentismo. Obtener dicha visibilidad solo es posible con una herramienta centralizada, adaptativa y que permita gestionar el tiempo de una forma sencilla, como VisualTime.

New Call-to-action