fichar en el trabajo

Fichar en el trabajo: ¿Cómo se debe hacer?

9 minutos

El acto de fichar en el trabajo y llevar un registro de la jornada laboral es obligatorio para todas las empresas. Y es que desde la implementación de la ley que lo promovió, aquellas que no tenían un sistema de fichaje han tenido que espabilarse para encontrar uno que se ajuste a sus necesidades.

¿Pero el método que se está utilizando es el adecuado? ¿Está cumpliendo con lo indicado en la ley de control horario? ¿Qué sistema es más efectivo para fichar en el trabajo? Resolver todas estas preguntas es fundamental no sólo para evitar sanciones administrativas, sino para un buen funcionamiento organizacional.

¿Qué dice la ley de control de horario?

El registro de la jornada laboral está regulado en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores. En él se indica que la empresa debe llevar un registro diario de la entrada y salida del empleado en su jornada laboral. 

Dentro de este registro también se deben contar los tiempos de descanso, por lo que también se debe fichar en el trabajo para estos momentos. La normativa no indica ningún método en específico para llevar el registro, sino que deja margen a la empresa a organizarlo mediante negociación colectiva.

El método más clásico sería la hoja de control de asistencia, donde el trabajador debe indicar la hora de fichar en el trabajo y firmar. Pero, pese a cumplir con la normativa, es un método rudimentario y poco eficiente.

¿Qué métodos no se consideran adecuados para fichar en el trabajo?

Ahora bien, hay algunos métodos que podrían parecer útiles y adecuados para llevar el registro de la jornada laboral, pero no lo son. Ya sea porque se ha especificado que no sirven o porque no cumplen con el objetivo concreto que dicta la norma.

Estos métodos incorrectos son el horario general de aplicación en la empresa, el propio calendario laboral y los cuadrantes de trabajo. Pese a indicar las horas y los trabajadores de una forma específica, no se tienen en consideración como un registro, sino más bien como un documento informativo.

También hay que tener en cuenta que si la propia empresa decide falsear el registro de fichajes o que no sea posible rastrear a los trabajadores que han fichado, derivará en repercusiones legales que podrían conllevar sanciones administrativas  importantes.

Las características de un sistema de fichajes óptimo

Porque puedes transformar un obstáculo en una oportunidad, y con una herramienta adecuada para fichar en el trabajo se puede obtener una gran ventaja organizativa. Para ello, el sistema debe tener algunas características en concreto.

Debe llevar el registro de entrada y de salida

Primero de todo, debe cumplir con las obligaciones legales. Para ello es fundamental que sean los propios empleados los responsables de fichar en el trabajo, ya sea a través de una aplicación móvil o terminales de reconocimiento biométrico, efectivos y útiles para mantener el distanciamiento social.

Debe ser adecuado para todos los empleados

Tanto para aquellos que acuden cada día al centro de trabajo como para los que teletrabajan. El método utilizado debe ser igual de efectivo y fácil de utilizar para todos, por lo que contar con diferentes formas de registro según la situación particular de ese puesto de trabajo es fundamental.

Debe poder ser una herramienta útil para la empresa

Poder centralizar toda la información de los registros de entrada y salida de los empleados no sólo servirá para cumplir requisitos legales, sino que también te aportará datos esenciales que te ayudarán a mejorar la productividad, a detectar absentismo laboral y a desarrollar políticas eficientes de flexibilidad horaria.

fichar en el trabajo - jornada intensiva

VisualTime, una solución inteligente y adaptativa para fichar en el trabajo para todo tipo de organizaciones

VisualTime te brinda una herramienta intuitiva y fácil de utilizar por cualquier empleado, esté dónde esté. Con ella se puede llevar un riguroso control del horario, así como de las horas extra y lograr la conciliación laboral para los trabajadores de forma muy personalizada.

Gracias a su formato y diseño, puede adaptarse a las particulares de cualquier empresa para que se convierta en la solución definitiva para la gestión del tiempo. Además, sumando a otros módulos funcionales, puede convertirse en mucho más que eso: en la llave que tu organización necesita para avanzar al siglo XXI.