modalidades de contratos de trabajo

Gestión del tiempo en una empresa con varias modalidades de contratos de trabajo

10 minutos

La normativa vigente en España propone una variedad de modalidades de contrato de trabajo que se pueden aplicar en la empresa, Además, varios stos convenios pueden coexistir en una misma organización, es decir, que ella puede contratar personal bajo distintos tipos de convenios y contratos simultáneamente.  

Independientemente de las modalidades de contratos de trabajo coexistentes en una empresa, es clave tener una herramienta de gestión del tiempo adaptativa y flexible, que permita hacer seguimientos de las tareas, los turnos y los descansos para cada tipo de convenio. 

New Call-to-action

Modalidades de contratos de trabajo actuales

Dentro de una misma empresa o incluso en un mismo equipo de empleados pueden haber diferentes tipos de contrataciones. En la actualidad, las modalidades de contratos de trabajo vigentes son las siguientes:

  • Contrato Indefinido

No hay un límite de tiempo en la prestación de los servicios, con lo cual se establece que la duración del contrato es indeterminada. Su acuerdo puede ser por jornada parcial, completa o la persona puede prestar servicios fijos discontinuos. 

El contrato puede terminarse bien cuando la empresa lo decide, por ejemplo, porque la actividad productiva ha cesado. O bien puede el empleado renunciar al contrato de forma voluntaria, siempre que avise con 15 días de anticipación para poder gestionar su baja definitiva.

Existe una variante de contrato indefinido que es el contrato fijo discontinuo, para la realización de tareas que no son constantes pero sí regulares. Es decir, son actividades que se repiten con cierta frecuencia a lo largo del año. Si bien la persona trabaja discontinuamente, bajo esta modalidad se le ofrecen las mismas condiciones que a un empleado contratado de forma indefinida. 

  • Contrato Temporal

A diferencia del contrato indefinido, en los contratos temporales se establece una relación laboral con fecha de inicio y de finalización. Las empresas utilizan este tipo de contratos para llevar adelante proyectos determinados o para reforzar la cantidad de empleados en meses de mucha carga operativa. 

Existen 3 tipos de contrato temporal: 

  1. Por obra y servicio: para trabajar en proyectos que no están relacionados directamente con la actividad principal de la empresa. Las personas pueden permanecer en esta modalidad de contratación durante no más de 3 años. Luego, pasarían automáticamente a ser indefinidos. 
  2. Contrato de trabajo eventual: se utiliza en momentos del año donde la empresa tiene mayor caudal de trabajo y necesita más mano de obra para cumplir con los objetivos.   Suele coincidir con épocas como Navidad, temporadas de rebajas, etc. La relación laboral no puede durar más de 6 meses dentro de un período de 2 años.
  3. Interinidad: para casos de personas que ingresan a la empresa a cubrir un puesto de alguien con baja laboral o excedencia. También se utiliza este modo de contratación temporalmente hasta que se encuentre el perfil indicado para el puesto vacante, o se reincorpore el titular del puesto de trabajo.
  • Contrato para la Formación y Aprendizaje

Es un instrumento que tiene como objetivo la inserción y la formación laboral especialmente dejóvenes. Esta modalidad alterna el trabajo con una actividad formativa, recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

Para que una empresa puede utilizar esta modalidad de contratación se deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Que el empleado esté en proceso de formación, es decir que aún no haya finalizado sus estudios. 
  2. Que el contratado tenga entre 16 y 25 años de edad. Quedan exceptuadas de este requisito personas con discapacidad y colectivos en riesgos de exclusión que estén siendo parte de un programa de formación e inserción laboral.
  3. La duración del contrato no puede ser menor a 6 meses ni mayor a 3 años. 
  4. El salario base debe respetar el mínimo interprofesional correspondiente a una jornada completa. Si la persona es contratada por menos horas, se calculará el salario en proporción a este. 
  • Contrato en Prácticas

Se utiliza para que un trabajador obtenga experiencia profesional en base a sus estudios cursados, ya sea a nivel universitario, formación de grado medio o superior o con títulos oficialmente reconocidos como equivalentes, según las leyes del sistema educativo vigente o la Ley de las Cualificaciones y de la Formación Profesional. 

Este tipo de contrato debe registrar formalmente la titulación que posee el trabajador, la duración del contrato y el puesto que desempeñará en la empresa. El contrato tiene un período de vigencia mínimo de 6 meses y máximo de 2 años. La idea es que durante este plazo, la persona pueda poner en práctica los conocimientos adquiridos en su formación profesional en un ámbito laboral relacionado a sus estudios.

¿Cómo gestionar el tiempo de trabajadores con contratos diferentes?

Las organizaciones que tienen empleados bajo distintas modalidades de contratos de trabajo, necesitan parametrizar el tiempo de trabajo efectivo de cada grupo, los turnos, las jornadas laborales, los descansos obligatorios, los límites y la duración de cada una de las contrataciones. 

Para ello, los responsables de RR.HH. necesitan contar con una herramienta lo suficientemente adaptativa y versátil para llevar un control riguroso y poder asociar cada tipo de contrato y convenio a un empleado y a su expediente. Además, deben poder garantizar a los trabajadores un registro horario que cumpla la normativa vigente durante todo el tiempo que dure su contrato. 

Con VisualTime los departamentos de RR.HH. disponen de una parametrización adaptativa y 100% flexible, que es clave para gestionar equipos diversos sin caer en incumplimientos legales. Este control, además, mejora la gestión del trabajo efectivo, elimina horas extras innecesarias, elimina el presentismo y aumenta la productividad a nivel individual y corporativo. 

New Call-to-action